Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2016, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

domingo, 21 de mayo de 2017

Los Huerfanitos

Ahora que ya crecí… mido unos 8 cms…jiji… ni se imaginan lo que era cuando llegué, pero bueno, entre mis múltiples virtudes tengo la de ser fotogénico y mientras me fotografían poderles contar mi historia… cortita, imaginen que tengo unos 30 días de vida, pero ya he pasado por tanto... y admeás voy a hablar en nombre de todos mis hermanitos de la calle… Huerfanitos como yo, pero Huerfanitos con mayúsculas, porque no es que seamos unos cualquiera, simplemente es que los variados caminos de la vida nos fueron extraviando de nuestras mamás y quedamos casi a la deriva… digo “casi” porque en todos los casos apareció un ángel de la guarda, de esos que a veces bajan a la tierra y se visten de ser humano y nos buscó un lugar donde el mal trago se digiera mejor,  junto a otros hermanitos, con montañas de mimos y rica comida para poder ser fuertes, crecer lindos y simpáticos y entonces sí, aspirar a la casa y la familia que nuestras mamás no pudieron tener.
 Yo llegué al Hogar hace como 48 hs, ni se bien como… lo poco que recuerdo de esa horrible noche en que perdimos a nuestra mamá, es que tomamos teta abundante y nos dormimos todos juntitos como hacíamos a diario…cuando me desperté, sentí frío, cosa que con mamá nunca me pasaba…. abrí lo ojos y era ya muy de noche….
Llamé a mi mamá con toda mi voz, pero en lugar de su Miii... cortito y  tranquilizador, hubo un gran silencio, desperté a mis hermanitos y llamamos toda la noche … pero nada…empezamos a tener hambre… y nada… lloramos, (algo que suele ser infalible)… y nada, cuando amaneció estábamos muy juntitos para mostrarnos fuertes, pero lo único fuerte en realidad que nos quedaba eran nuestras vocecitas bien chillonas para llamar a mamá… pero ella nunca volvió, no sé donde se haya ido, ó que le haya pasado, pero fue ahí cuando comencé a temer que ya nunca la vería…. y no pude siquiera pensar que nos haya dejado… pero entonces… que le pasó’?????
 La gente que había comenzado a pasar con la mañana temprano nos miraba como si fuéramos algo muy raro, pero todos siguieron de largo, algunos moviendo la cabeza, otros comentando….todos parecían decir “que barbaridad” pero nadie traía a mamá ó el desayuno, ó una mantita….
 Yo me iba quedando sin fuerzas, y eso me asustaba, siempre fui el más enérgico…pero la soledad me podía…desorientado, sin saber que hacer, después de esperar…no sé cuanto, pero para mí fue como una eternidad, llegó un ángel vestido de humana común, jeans, remera, sandalias... una cajita en una mano y un celular en la otra, sí sí... parecía un humano más, pero yo hoy sé que no lo era....sino me creen... miren lo que hizo... marcó un número en el celu y preguntó:
.- los llevo ahora San?…. son 6 pero algunos se ven muy mal…
 Parece que del otro lado le dijeron que sí, porque nos cargó en la cajita, nos tapó con una mantita (al fín!!!) y emprendimos un viaje largo hasta un lugar de mucho silencio y extensas paredes amarillas, que parecía muy lindo, sobre todo muy tranquilizador…
 Sandra (que parece que es la que corta el bacalao y abre las latas de Recovery…je) nos fue sacando de la cajita, abrió una puerta y por suerte para nosotros de allí salió una “Mamina” (así le decimos porque es como que nos adoptó…) ella salió cautelosa, miró a Sandra, como diciendo
.- y ahora...que me traes…???
…nos miró a nosotros, nos olfateó, y previo pedir que reten a todos los que nos habían dejado en ese estado, de lo que ella llamó “abandono” (yo no sé que es esa palabra, en mi raza no existe). “Mamina” nos agarró del cuerito del cuello, lo que me tranquilizó, porque me hizo acordar a mi propia mami y nos fue acomodando en un rincón de una habitación enorme. Allí nos acarició con su lengua bien áspera, como tenía nuestra mamá y nos dio (por fin!) una buena cantidad de leche… ella dice que vivimos en algo así como un departamento y que es todo para nosotros, es decir para las dos familias, Mamina mantiene a sus bebes en una parte y a nosotros en otro  y va y viene, y da teta en un sector… y da teta en el otro… y limpia caras y culitos en un sector …. y caras y culitos en el otros, pero ella es muy bajo perfil, no quiere ni pensar en salir en fotos, y la verdad creo que tampoco tiene tiempo, somos tantos…. nos baña, nos mima, nos alimenta….una grosa!!!!
Mi hermanitos…? Hoy somos 3, Mamina dijo que a los otros le crecieron alitas y se fueron a vivir detrás del Arcoiris junto con otros gatitos alados para cuidarnos desde el cielo…. y yo le creo, aunque los extraño.
 Y mientras tanto me alimento, la panza y el alma para ser un gatito fuerte, lindo y feliz,  ella dice que si nos portamos bien, y tomamos toda la comida, seremos gatos bellos, listos para salir al mundo, entonces entrarán “Sandra y sus Voluntarias” en acción, sacándonos a pasear por los patios y los jardincitos del hogar, tomándonos muchas fotos para hacernos el “book”, cepillándonos y mostrando que bellos somos, todo con la intención de encontrarnos una bella familia que nos quiera mucho y nos tenga toda la vida con ellos, ya nunca más la plaza y el frío …
 Mientras tanto somos tan pero tan pequeñitos, que nos pusieron nombre en conjunto Los Huerfanitos, algunos cuando lo escuchan dicen “pobrecitos” pero yo…yo prefiero verme casi como un grupo de rock.

No hay comentarios: