Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2016, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

lunes, 5 de diciembre de 2016

YO LE DIGO “NO” A LA PIROTECNIA!!!

 Hola amigos, soy Alma, el año pasado, llegué al Hogar, un 2 de enero, justo después de las fiestas humanas… fiestas, palabra que siempre me remitió a un momento de alegría entre amigos ó familiares, significó para mi, el instante más triste de mi vida, conozcan mi historia y tomen conciencia, celebrar no es sinónimo de descontrol, ni de estruendos, la felicidad puede pasar por lugares mucho más recoletos y más placenteros. En las líneas que sigue, verán la historia que gentilmente transcribieron al idioma humanus para que todos la conozcan. Sólo tento un pedido que hacerles, antes de comprar pirotecnia…piensen…!!!




Esta historia escrita el día 2 de enero de 2013, cuando Alma llegaba al Hogar, no sabíamos todavía si se salvaría, sólo sabíamos que necesitaba una mano amiga urgente, y eso hicimos, cuando Alma partió a su Hogar definitivo, nos pidió que usáramos ésta, la historia de su vida para generar conciencia, y una vez más: eso hacemos!!!

Buenas tardes amigos, soy Alma, una nueva habitante del Hogar… hace un par de semanas que llegué, y la verdad… cuanta nostalgia me da, haber tenido la necesidad de recurrir a este lugar para que nos albergue… esto no fue nunca lo que pensó mi mamá-gata cuando mis hermanos y yo llegamos al mundo…
A ella la retaban porque tenía bebés todo el tiempo y nuestro destino, fue incierto en todos los casos, prefiero no pensar en mis hermanos mayores, ahogados por el sólo hecho de nacer, pero la verdad tampoco mis hermanos mellizos tuvieron un gran destino…
Siempre recordaré la angustia que me produjo el primer día que pase sola en el mundo, de pronto, como si llegara una gran tormenta ó cayera un rayo enorme, mi mundo entero había desaparecido y obviamente con él, también mi mamá y mi familia…
…quedé horas desorientada en aquel lugar, quieta, entre asustada e incrédula... mis ojos no podían creer que veían solo una calle vacía y oscura…
…que fue de mi familia, de mis hermanos…? de mi mundo...?? aquel en el que inocente jugaba y creía en la felicidad eterna..?!?!??!  
Todo parecía haberse esfumado, tuve tanta pena, tanta tristeza que creía que todo podía terminar en aquel mismo instante… luego con resignación y algo de la sabiduría ancestral que traemos impresa en nuestros genes, comencé a crecer…
Sí, sí…crecí, la verdad… como pude, y luego de mucho andar y mucho hambre, frío, insultos, tropezones y aprendizajes me refugié en aquella casa abandonada protegida por una empalizada…
.- eh!!! gata intrusa, callejera, basurera… fuera de acá…!!!
Era en el mejor de los casos el diálogo, acompañado entre otros, de algunos escobazos y alguna que otra piedra… un día de inicios del verano me di cuenta que cuatro bebes crecían en mi y entonces decidí que el esfuerzo sí valdría por ellos…
… pero me hice una firma promesa: ellos no se separarían de mí, los defendería como fuera necesario…
El nacimiento de mi hijitos coincidió con las fiestas de fin de año…cuanto ruido, cuanta algarabía, todas esas luces en el cielo acompañadas de estruendos…y obviamente, cuidando a los pequeños podía conseguir menos comida, aunque la felicidad que ellos me proporcionaban compensaba todas las penurias…mi flacura extrema y el hambre en todo momento, eran compensados por aquellos pequeñitos que jugaban y hacía de la vida un verdadero festín para mi…!!!
Fue una tardecita cercana a lo que los humanos llaman año nuevo, que aquella mano se asomo por debajo de la empalizada y tiró el paquete de comida….
…estaba tan hambrienta que tal vez reduje los recaudos para acercarme a algo desconocido...  ó fue quizás que sigo creyendo en los humanos como mis hermanos de tierra… lo cierto es que me acerqué a verlo…y…
…todavía me cuesta creer que alguien pueda hacer una cosa semejante… dentro de la bolsa había comida sí, pero también un petardo encendido…
…explotó justo cuando acercaba mi cara, tal vez el hambre me hizo estar menos atenta…? Ó es que soy eterna e impensablemente tonta…??? sentí junto con la explosión un dolor lacerante…
Me desperté no se cuantas horas después… mi ojo ó lo que quedaba de él colgaba, al igual que un trozo de mi cola… corrí a ver a mis pequeños que lloraban asustados sin comprender… yo no podía quitarme de la cabeza una duda…
 …pero…es que “eso” es diversión?? es que a alguien le puede resultar divertido mutilar a otro ser vivo??? no, no..., no puedo siquiera imaginarlo... nadie, les prometo, nadie de mi raza lastimaría a otro por diversión... ó en todo caso...es eso una diversión para los humanos...????!?!?!??! 

Mi ojo y mi cola destruidos, la infección posterior, la tristeza por haber sido humillada, la tremenda sensación de padecimiento en mi alma… me repetía una y otra vez…valía la pena el esfuerzo? 
…ay humanos!!! algo serio les está pasando…!!! Jamás, pero nunca jamás alguien de los míos le haría semejante daño a uno de ustedes, ni siquiera a quien me separó de mi familia…
Seguí criando mis pequeños como podía, mi única esperanza en ese momento era que ellos crezcan lo suficiente para independizarse y pudieran salir de ese lugar, pero mis fuerzas flaqueaban, hasta que finalmente una tarde, como si fuera un recompensa a todo mi devenir, una jovencita pasó por aquella casa abandonada, me vio y en un tono manso y cordial me ofreció ayuda…
Así, entre mendiga y avergonzada por mi triste aspecto, entré en esta añosa casona que resuena en historias de vida... y de angustias; sus largas paredes del color del sol... esos árboles que se desviven en verdes que alegran el corazón de los desconsolados que aquí llegamos... el silencio, uuaaauuu, …aquí no se sienten siquiera los ruidos de los petardos... esa espantosa pirotecnia…
Fui alojada en un pequeño y bello departamento, pequeño vean, sí, sí… pero tengo comida, agua, baño... y algo mucho mayor que lo que tenía con esa impuesta libertad que tanto se parecía a una condena de vida... humanos, aquí tengo paz!!!... aquí me siento segura, tanto que... saben? hasta me da mucho miedo salir del gatil… pensando que si salgo, pueda quedar nuevamente en la calle… dicen que es recurrente que a todos los que lo pasamos tan mal en las calles, nos sucede lo mismo… 

Hace unos días, poquitos, comencé a visitar el patio de los árboles, y una tarde Sandra me alojó en un gran gatil con otra mamá-gata, y un par de bebés que llegaron huerfanitos…al menos mis niños crecen conmigo…!!! No quiero ni imaginar que sentirá la mamá de los que llegaron solitos, pero con mi compañera de gatil nos dijimos:
.- te parece que estén solos…???
.- de ninguna manera, entre las dos los atendemos…!!!
…y allí estamos, dos mamis, 9 bebés “alternativos”, una descansa, la otra está alerta, así puedo visitar tranquila el patio y la terraza de las flores  y aunque con la cola rabona, ya que hubo que amputar gran parte y con el único ojito que me quedó, hoy puedo decir que he comenzado a ver la mitad buena de la vida, soy rabona, sí, pero Sandra dice que eso me hace “exótica” y en cuanto al ojito faltante Lady Mïa U., me dice Guerchi….que suena más agradable que tuerta… de todos modos puedo mover la punta de mi colita rabona cuando me hacen mimos, veo todo lo que necesito ver y ronroneo fuerte y en diferentes tonos, mi mensaje de paz y conciencia sigue intacto!
Luego de algunos meses, fui adoptada con otra hermanita lourdesiana pequeña,,,, fue el mejor regalo de mis padres, porque entendieron que para mi la maternidad, es un sentimiento tan fuerte que fue lo que me dio fuerzas para pelear y sobrevivir por ellos,,,, entonces,,, desde entonces cuido a la pequeña,,, y mis padres humanos cuidan de mi y de ella,,,, 
No olviden mi historia,,, y digan NO A LAPIROTECNIA
Alma


No hay comentarios: