Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2018, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

lunes, 30 de julio de 2018

Asi nacia Lourdesianos,,,la Hermandad del Dia Despues

Hace mucho mucho tiempo, un día me encontraba de viaje por trabajo, en un lejano país, en un pueblito mínimo, en un hotel más mínimo aun, sentada en el bar de añosas sillas de madera y poblado de parroquianos de la jungla nativa, viendo pasar la vida luego de una larga jornada de trabajo, como hacía a diario cuando volvía de aquella jungla donde trabajaba para una empresa que se dedica a investigar recursos naturales. sólo me conectaba a este lado del mundo los mails que intercambiaba con Sandra a diario sobre nuevos proyectos para el Hogar... 
Aquella tarde, tomaba serena mi taza de té suave y verde, del cultivo vecino, cuando me di cuenta  que cada día, desde hacía dos semanas, cuando había llegado, veía un gato negro enorme y candoroso, salir del baldío de justo enfrente del hotel, y caminar sigiloso pero confiado hacia algún lugar...

Empecé a investigar, ya acostumbrada a preocuparme como en la ciudad donde vivo, comencé a recabar datos sobre él, pensando que de todos modos, no era mucho lo que podía hacer, ya que me encontraba a días de avión de mi casa…
Mientras la lluvia caía sin cesar, como suele suceder en ese rincón del mundo, durante jornadas completas, despacio despacio, como un velo que tiende un gran manto de leve seda a la vista y va tiñendo todo de un color grisáceo, que sin embargo no es triste sino que se parece a una pintura realizada sobre una ensoñación.
Fue en aquel momento que me decidí a dibujar a aquel Gato Negro, así como se veía saliendo del baldío, yendo a no se sabía donde...con los días, averigüé que el baldío había sido efectivamente su cuna, pero que a poco de nacer, su mama, él, y sus tres hermanos, habían sido adoptados por una familia vecina; también supe que el Negro, (nadie había pensado mucho su nombre) hacia visitas diarias al baldío, sin demasiados objetivos concretos, sólo iba, correteaba mariposas, que en esa región hay de a miles, se revolcaba en el pasto, tierno y fragante luego de las lluvias, y volvía a su casa, tranquilo y cansino, como lo había visto yo y como lo veían los miles de personas que a lo largo del año posaban sus atención en él.

Al conocer la historia, me pareció injusto plasmar sólo una parte de su historia. Y me decidí a dibujar también la casa, como me la imaginaba, también cambié la cara triste que había dibujado en un principio por la sonrisa que finalmente entendí que tenia…
Justo cuando iba volviendo, recibo un mail de Sandra…
.- Hola Mía, porque no pensás una linda tapa para el libro?!?!
Lo habría presentido?!? Tal vez,… ó tal vez fueron sólo esas casualidades, que a veces confabulan en este mundo no tan civilizado… no respondí con palabras, sólo reenvié el dibujo…


Luego de esa vez, muchas otra volví al país, al pueblo y al hotel, seguí visitando la selva vecina, seguí bebiendo el tranquilo té de la tarde, viendo al negro, por años, supe muchas más historias de él, por algún motivo, aquel gato, sólo generaba historias con un buen final, todas encantadoras, todas felices. Pero durante aquel primer viaje, tan alejado de todo, mail va, mail viene, cruzando ideas con Sandra a miles de kilómetros, había comenzado a gestarse una idea mucho más profunda, escribir "Lourdesianos, la Hermandad del Día Después"
…todavía no lo leyeron!?! Léanlo, lo van a disfrutar…


No hay comentarios: