Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2019, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

sábado, 17 de agosto de 2019

Prince: el Gatito del Barrio

Prince llegó una noche al Hogar, lo encontró una adoptante en su barrio, de noche tarde, herido con una mordedura de perro imponente en su cuello, la herida abierta dejaba ver hasta el músculo, sin embargo Prince no se quejaba, sólo estaba allí esperando… como esperan todos los animales que quedan en las calles, víctimas de la inhumanidad humana…
Nuestra adoptante consultó con una de nuestras voluntarias… que hacer?!?
Eso… que se hace con un animal herido en plena calle y en plena noche?!? Nuestra voluntaria aconsejó averiguar si había alguien que hubiera perdido un gato de esas características, una bella piel gris perla con suaves rayas gris oscuro y unas motitas aún más oscuras en su blanca y escuálida panza… señas particulares? Una raído collar que decía que “sí” había tenido una familia, alguna vez en algún tiempo…pero… y ahora?!?!
Nuestra adoptante recorrió el barrio preguntando, preguntando, preguntan…. Pregun…preg….
.- hola sabés que?!? Todos lo conocen, según el relato es “El gato del barrio”, todos dicen que es tan bueno, tan bonito … que le bajan comida…que comida?!?! La que sobra… y síiii todos vieron que está lastimado…pobrecito ¿no? Días ya, hace que tiene esa lastimadura… pero ni idea que hacer… poner plata para llevarlo a un veterinario… noooo ahora justo no puedo, no llego, no tengo tiempo… llevártelo? Nooo imagínate… sirve para las lauchitas que pudiera haber, es una pena…
Nuestra adoptante se enojaba un poco más, a medida que escuchaba los mil y un pretexto para sostener al “gatito del barrio”, así que decidió ponerse en acción, lo llevó a su casa, a la mañana siguiente, a un veterinario que confirmó la lesión hecha por un perro y luego lo trajo al Hogar, con algo de comida, los remedios y una gran cuota de amor… venía en el bolsito de sus propias gatas y se despidió de él con un gran abrazo y la satisfacción de haber hecho por Prince lo que nadie quiso… no cuesta mucho ayudar a un callejero, Cathe no dudó, y Prince goza hoy de la mejor familia para él, es esa que lo ama por sobre todas las cosas, aún cuando su herida todavía le provoca algunas molestias, Prince ya no es un callejero.
Adoptar es un gran Acto de Amor!

No hay comentarios: