Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2016, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

viernes, 9 de junio de 2017

Laberintos

Justo, sí... justo, estas cosas me pasan siempre a mi , caminaba aquel lunes hacia el trabajo, tranquila, con el tiempo suficiente no sólo para llegar temprano a pesar de ser un lunes nublado y ventoso, sino también para tomarme un rico café con leche de soja y una medialuna previo... cuando ....paf!!!!
Siento un ruido, miro.... y ahí estaba rodando por la calle un pequeño gato blanco, que terminaba de ser atropellado... reacción instintiva! me tapé la cara, pero fue más fuerte que yo... miré! el auto siguió, obviamente y yo obviamente me acerqué, vi que respiraba y se movía, aunque con dificultad, tenía la cara y la manito a la altura del omóplato, muy lastimada, sangraba y se quejaba.
Lo agarré, lo levanté, pensé... y ahora???? que hago??? si lo dejo apoyado en el pastito y sigo? si es de alguien acá lo van a encontrar, yo tengo un día complicado, el trabajo, el estudio... pero y si no es de nadie??? y no... no pude, el "pastito" estaba húmedo, mojado por el rocío y el gatito tiritaba, supongo que por el shock.
Así que saqué de mi mochila el sweater que siempre llevo, por las dudas que refresque, lo arropé y me dirigí a la vete que está al lado del bar donde pensaba desayunar... chau desayuno...!!!
.- hola buen día, traigo un gatito accidentado...
.- mmmm, gatita! linda! callejera no? quien se va a hacer cargo si la tomo y la curo?
.- yo obviamente,
.- pero te la llevás, no podés dejarla acá, si después no volvés yo que hago?

Tenía razón, pero sentí que una razón a medias, como esas cosas que a veces son correctas ó legales... pero injustas de todos modos... como la anestesió un poco para limpiar las heridas, aproveché esa situación para guardarla dentro de la mochila y del sweater, donde se durmió profundamente, creo que se sintió contenida y arropada... 
Yo me fui a trabajar, llegué tarde, me retaron, me sentía bien por haberme ocupado, ella durmió el resto del día.
 Luego comenzó nuestro peregrinar, sin darme cuenta ingresé en el Laberinto, soy joven, si bien trabajo, también estudio y eso me lleva una buena parte de mi sueldo, es decir no dispongo de los recursos necesarios para nada en mi vida, menos aún para un ir y venir descorazonados en los que se transformarían mi vida y la de ella en los siguientes meses.
 
Sitio público
.- turno para una placa, si, señorita anote, para el 11 de noviembre
.- pero eso son casi 3 meses... para una placa???- antes no es posible?
.- lamentablemente no, estamos colapsados
.- ok, espero

Vete privado
.- tiene dos fracturas y el ojo lo pierde seguro, además si la operás... no puedo hacerte precio, aparte si luego de todo eso no tiene los cuidados necesarios… no es mejor ahorrarle sufrimiento y pensar en ponerla a dormir?
Traté de sonreír, aunque quería tirar todo por los aires y salir gritando e insultando ante la impotencia, pero me contuve, en cambio de eso, dije un diplomático...
.- pero es un ser vivo...algún derecho la debe asistir...!
.- es tuya?
.- no, es de la calle...
.- entonces pensalo como una posibilidad… porque aun operándola… vos, podes hacer el post operatorio, que es complicado y lleva varios meses? pensalo piba, nunca vas a poder salvar a todos los de la calle!!!
.- a todos no, pero esta se cruzó en mi camino...
.- te entiendo, pero trato de darte la única opción que veo que es viable, sin cuidados y atención sólo va a estar condenada al sufrimiento y el dolor ó conseguis un lugar donde hacer el post, o ni siquiera una operación la ayudará...

Entonces comenzamos a peregrinar por refugios, varios, de todos los tipos y todos los tamaños...
.- lugar en el refugio? olvidate!!! es época de bebés!!!
.- acá sólo tenemos perros…
.- lugar acá? nooooo, no agarramos enfermos, no tenemos la estructura…
.- no está enferma, solo herida, se va a sanar!
.- de acuerdo, tampoco agarramos heridos, quien va a adoptar luego una tuerta? y encima renga?

A todo esto, el tiempo pasaba y decidí darle un nombre, Anastasia, como la princesa rusa de mirada triste, y le diría Ania, ella después de todo también tenía la mirada triste y pensativa, siempre, cuando volvíamos de nuestros peregrinajes infructuosos, Ania se quedaba como pensativa, mirando  la nada y yo me debatía en imaginar...
.- que pasará por su cabecita??? a donde iría el día del accidente? que la distrajo?? Sabrá que yo no fui quien la atropello??? entenderá que quiero ayudarla??? se dará cuenta que difícil es todo????
... en algunos momentos, mientras todas estas preguntas corrían por mi cabeza, recibía de ella un sonoro
.- miau!!!
...lo que me hacía pensar que entendía más de lo que yo podía imaginar... y así fuimos haciéndonos amigas, y aprendí de ella muchas cosas, por ejemplo, que era tan tierna como nunca imaginé en un animal, que era tímida, y prudente, alegre como pocas, que en las mañanas cuando me despertaba con su patita de nieve y aguardaba pacientemente las curaciones, por dolorosas que fueran, ella entendía que la estaba ayudando...
 
.- no hay un turno en otro horario? a esa hora trabajo
.- es lo que hay, si no te sirve se lo damos a otro, hay muchos esperando...

Día a día fuí, vine, pregunté, organismos oficiales, privados, mixtos, funcionarios, profesionales, seres humanos, seres medio humanos, todo eran trabas para una gata de la calle y una jóven intentando ayudarla sin muchos recursos económicos... de a poco me fui metiendo en una especie de laberinto, del que no encontraba como salir... sentía que éramos como un dúo de desclasadas sin opción ni lugar en aquel galimatías…

Por la noches lloraba, parecía que no había salida para mi laberinto de ayuda y buenas intenciones, ni modo de encontrar una solución coherente.
Entre mis recorridos, zozobras, preocupaciones, recuerdo una en particular, fue la tarde cuando Sari, mi amiga de la infancia me planteó:
.- no te entiendo, hace semanas que andas de acá para alla gastando plata con esa gata tuerta!
.,- no está tuerta, todavía, y quiero ayudarla
.- pero dejála donde la encontraste, es de la calle, que te preocupa...!!!
También a ella estuve por contestarle como a los demás, que es un ser vivo, que sufre, que su ojito debía dolerle y dolerle el alma por su estado de abandono y tristeza, más allá de los magullones en todo su cuerpito frágil y pequeño, que tenía el derecho de tener una vida digna, que somos responsables por los seres que abandonamos en las calles, sean animales bebés ó viejitos humanos... pero preferí mantener el silencio, me di cuenta que si ese planteo venía de alguien que me conocía tanto como Sari, era porque en algún momento una zanja profunda se había producido entre mi amiga y yo... ella no entendería mis motivos, y yo no dejaría sola a mi Ania, terminaba de perder una amiga y ganar una convicción.

Su ojo empeoraba y no tenía forma de llegar a la cifra que me pedían para la operación, comencé a desesperarme, que se hace con una animalito de la calle?!?!?!?!?!? que se hace cuando no se tienen los recursos para ir a un veterinario privado, operarla, castrarla, curarla, atenderla, y todos los etc…

El golpe de gracia fue mi viaje de trabajo, viaje por otra parte deseado hasta la locura, reconocimiento de mis méritos, mejora económica, posibilidades de ascenso... todo lo que había soñado y por lo que había trabajado desde hacía más de dos años, llegaba ahora... mi vida se convirtió entonces en un torbellino, todas las noches llegaba a casa y entraba en un crisol de llamados, las respuestas.... todas muy parecidas...
Ania me miraba con su único ojito, comía, jugaba, me hacía mimos como alentándome, aún cuando ni yo creía ya en mi capacidad de ayudarla...

Una noche luego de casi ocho meses de dedicar todos los días a procurar una ayuda para ella, recibí un llamado
.- hola, te llamo del Hogar Lourdes, vos buscabas ayuda?
.- Hogar?
.- bueno del refugio, pero le decimos Hogar, suena más cálido al oído, de gatos...
.- si me imagino, pero ustedes llaman???? hace tanto que busco... y tienen lugar?!?!?!? seguro no tienen lugar?????
.- sí, por eso te llamamos, si estás con más o menos tiempo para venirte... en el fin de semana hubo bastantes adopciones y quedaron unos lugares, podemos recibirla el miércoles.

Solo atiné a decir gracias, uno solo, cuando hubiera querido que fueran miles... en cambio colgué y lloré...
El largo laberinto sin salida que en este caso había sido el hecho de ser humana, detenerme ante un accidente callejero y tratar de ayudar, me dejaba ver su puerta de salida...
 Muchos meses habían pasado, ya estaba encariñada con la pequeña, pero me iba un largo tiempo, y ella finalmente tenía un lugar donde estar, es decir terminaban de decirme que tenía un Hogar donde sería castrada, operado su ojito, se le buscaría una familia... tenía un lugar...
Meses de peregrinaje terminaban con ese llamado cortito y determinante...

Cuando ese miércoles la dejé, me miró como diciendo
.- ya está, te vas? no me hacés un último mimo? acá voy a solucionar mis problemas, pero a vos, que fuiste mi primer eslabón hacia una vida digna... te voy a extrañar! 

Me volví, la abracé y le prometí visitarla, eso haré este domingo, mientras tanto, el laberinto me regaló más tiempo libre liberándome de amigos que con dolor comprobé que no lo eran tanto, y en cambio la vueltas del laberinto me proveyeron de otros, más cercanos tal vez a este umbral de sensibilidad que me regala hoy la vida, éstos últimos juntaron cosas, alimento, leche, hasta unas frazaditas y vendrán conmigo a visitarla, ó tan sólo a dar una mano, en donde ella quedó hay otros, casi 100 animalitos de planta permanente, entre los que llegan y se van, más los que ayudan en diferentes comunidades, que han recorrido como Ania un largo y difícil laberinto citadino, el de la orfandad.

 

No hay comentarios: