Los gatitos del Hogar de Rescate y Proteccion Lourdes, han sido premiados en el Año 2016, como los mejores pets en el Ranking Nacional de Argentina, por la WCF.-World Cat Federation y su club Fedagat.-

lunes, 26 de diciembre de 2016

Lourdesiano Legolas y su mama Caro


Cuando ví a Legolas la primera vez, en la jaula en la 1º Exposición del Hogar Lourdes con TICA, me preocupé porque parecía medio tristón, hermoso, pero tristón. Mucha gente vino al stand del Hogar en esos dos días, y se adoptaron casi todos los michis que se presentaron pero Legolas quedó. Cuando lo llevaba en brazos a que lo evaluaran los jueces durante la expo, sentía cómo su corazoncito latía muy fuerte. Al día siguiente, le avisé a Sandra que yo lo adoptaba. Y así aumenté mi familia gatuna a 5 (también era el 2º michi del Hogar que llevaba a casa).

Legui es muy solitario, y además, le tiene miedo a la gente. Con tiempo y muchísima paciencia se ha reinsertado, parcialmente. No puedo acariciarlo mas que cuando yo estoy acostada en la cama y dejo caer mi brazo. Él va entonces y se refriega.

Se trata de una vida. Muchos gatos han tenido la suerte de no tener malas experiencias. O haberse integrado con humanos temprano. Otros no. Y creo que Legui está en este último caso. Me he preguntado muchas veces si otra persona se lo hubiese quedado, ya que no es franelero, si uno lo alza no aguanta más de 20 segundos y luego es imposible siquiera tratarlo de bajar .
Cuando llego a casa luego de un día de trabajo, sale corriendo a recibirme con sus hermanos. Claro, pasa lejos, por las dudas. Pero ya me maulla.  Pero si debo ir a la calle, todos van a esperarme cuando vuelvo a la puerta (del lado de adentro, claro). Y cuando yo no estoy en la cama, él va muy feliz. Y hoy, que me olvidé y dejé mi camisón sobre la cama, se abrazó a mi camisón.

Pobrecito. Quizás no pudo sociabilizarse con humanos antes y bien. No se comporta como los otros que duerme a-pata-ancha hasta dentro de mi cama y yo casi en el piso. Es distinto. Es un gato muy distinto. Aún así, es parte de mi familia, y acepté cuidarlo desde el mismo momento en que decidí adoptarlo.
A veces es difícil, pero las oportunidades nos las tenemos que dar a ambos. Él la tiene ahora, y yo también. Sólo espero algún día que me deje apachurrarlo como el resto. Al menos, una vez hasta ahora, se subió a mi cama mientras sus hermanos y yo estábamos abrazados. Nos miro con cara de muchísima sorpresa por casi un minuto. Luego se bajó, pero nos volvió a mirar desde el piso. Fue a su camita y ahí se quedó. Luego dejé caer mi brazo para que se pueda acariciar y él vino.

Quizás el pequeño tigre finalmente se incorpore a mi familia y seamos todos muy felices. Singular, pero una familia muy feliz y amorosa
Carolina

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy la mami de Legui. Y ahora ya sale a recibirme con la cola bien alta. Eso significa que está contento.
De a poco me deja acariciarle un piquitín más. Gracias Feliway también!!
Lo importante es recordar que son como nosotros. No un artículo que se puede devolver.
Seamos realmente humanos, no sólo en apariencia.
Gracias chicas en el refugio!!!!
Yue, pues, la pasa re bomba!!!! Y pesa ya el doble! Besos. CR.

Anónimo dijo...

Me encantó la historia ellos son hermosos!!!Ana

HOGAR DE PROTECCION LOURDES dijo...

Gracias por participar Ana !!!
Nos encanca saber que estas historias unicas son leidas.... y esperamos que todos nos escriban contando su historia minina !!!